Home / Noticias / México / Oigo a narcos …y a políticos.- Obispo de Guerrero

Oigo a narcos …y a políticos.- Obispo de Guerrero

“Soy Obispo de todos, de políticos y de narcotraficantes”, afirma Salvador Rangel, titular de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, en Guerrero.
Sin embargo, ante el vacío de poder que advierte en su región pastoral, afirma que se siente más protegido por el crimen que por las instituciones.
Conocido por reunirse y negociar con narcotraficantes de esa región de Guerrero, el franciscano afirma que todo el Estado de Guerrero está controlado por el narcotráfico.
“Y la gente está bien, vive en paz, puede circular tranquilamente. El problema es cuando en una ciudad entran otros grupos distintos de narcotraficantes. Ahí vienen los problemas”.
Para Rangel, la estrategia de militarizar el estado para combatir a la delincuencia ha fracasado.
“Le ha faltado al Gobierno una labor de inteligencia.
“Y yo diría algo muy grave: hay muchos intereses económicos”.

¿Están involucrados políticos?
“De seguro hay personajes involucrados ahí”.

¿Los criminales son rescatables?
Son rescatables; se ha hablado mucho de la famosa amnistía, pero yo hablo de esa amnistía desde el punto de vista evangélico. Jesús invitó a los pecadores al arrepentimiento, a cambiar de vida, entonces cualquier persona por más pecadora que sea tiene ese llamado a corregir su vida.

¿Coincide usted con Andrés Manuel López Obrador?
No. En una amnistía general no. Pero sí coincido en una amnistía restringida para aquellos que quieran cambiar de vida, aquellos que quieran enmendar su ruta. Creo que tienen todo el derecho de que se les dé la oportunidad. Una amnistía general no funcionaría porque aquí hay de narcotraficantes a narcotraficantes; hay unos que no son tan malos como dicen.

¿Más al cobijo de los grupos delincuenciales que de los grupos gubernamentales?
Hay que entender esta situación de Guerrero.
Por cierto, les quiero decir que acabamos de tener una reunión con el Secretario de Gobernación (Alfonso Navarrete), al día siguiente con enviados de Gobernación, y acordamos que vamos a trabajar más unidos, vamos a caminar juntos, pero yo puedo decir sobre el estado de Guerrero, que la totalidad del territorio está en manos del narcotráfico y hay grandes zonas donde se experimenta más este vacío de poder.
No es un secreto lo que voy a decir: Grandes territorios del estado de Guerrero están controlados por los narcotraficantes y la gente está bien, vive en paz, no hay asesinatos, uno puede circular tranquilamente, pueden caminar en la noche. El problema viene cuando, en un lugar o en una ciudad, entran otros grupos distintos de narcotraficantes.
La parte oriental la controla un grupo, en la parte poniente hay otros dos grupos que también controlan la situación, y está tranquilo, y de ahí podríamos decir que existe un vacío de poder que está ocupado por estos señores.

¿La lucha contra el crimen fracasó?
Yo lo creo así porque militarizando el Estado no se ha conseguido gran cosa, por más militares que meten a Acapulco, a Chilapa, a Chilpancingo, el crimen es organizado y hace de las suyas.
Es muy importante valorar ese esfuerzo, un tanto fallido, que hace el Gobierno en la estrategia de acabar con el narcotráfico, pero fruto no ha habido, le ha faltado al Gobierno una labor de inteligencia.

¿Estaría por la legalización de la mariguana y amapola?
Lo que se produce en Guerrero principalmente es la amapola, y lo he dicho abiertamente: si la amapola sirve para fabricar la heroína que se utiliza en la medicina, estaría de acuerdo, (…) igual que la mariguana.

Lo tildan como el Obispo de los narcos…
Para mí no es una ofensa. En mi labor pastoral tengo que ser el Obispo de todos, de políticos y de narcotraficantes. Yo puedo ir de un grupo a otro, me puedo movilizar, no tomo partido de un grupo en especial, porque la mayoría de los grupos en Guerrero son católicos y ellos también se casan y bautizan, se les muere la mamá o la abuelita y uno tiene que atenderlos también.

¿De seguir en la ruta de perseguir delincuentes y no de prevenir, qué avizora?
Que no va a ver ninguna salida positiva. Saben que uno de los estados mas retrasados social, económica y culturalmente es Guerrero, sobre todo la Sierra y la Montaña. Yo puedo decir ahorita mismo que la Sierra de Guerrero está sufriendo bastante, porque sucede que se inventaron una droga nueva entre los chinos y el Triángulo Dorado y es una droga mucho mas efectiva y mas barata.
Entonces la goma de opio que sacan de la amapola ahorita no tiene venta y la poca que hay la tienen almacenada y la gente está sufriendo mucho, pasando hambre y necesidades. Con esto las personas se sienten agraviadas y va creciendo en ellos ese rencor, esa rabia contra las autoridades.

¿No teme a los criminales?
Bueno, la vida es un riesgo. Cuando voy a la montaña, a la parte oriental o al norte del Estado aviso que voy y realmente siento más protección con ellos que con las instituciones.

 

Benito Jiménez
Agencia Reforma

Lee también

Preocupa obstrucción de drenaje por obras

Vecinos del fraccionamiento Monte Esmeralda, en la comunidad El Carmen, externaron su inquietud ante la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.