Inicio / Destacado / Operación de mina en Autlán, bajo estrictas normas

Operación de mina en Autlán, bajo estrictas normas

El ingreso a la mina subterránea de Autlán, en Molango, es estricto: además de ropa y calzado de seguridad, es necesario portar casco con lámpara, guantes, lentes, cubre boca y tapones auditivos, así como colocarse en el cinto un autorrescatador, cuyo objetivo es brindar protección respiratoria contra monóxido de carbono, en caso de incendio.

Antes de adentrarse en la veta, se debe cruzar un túnel de un kilómetro. Una vez dentro, Criterio constató que la actividad es similar a la de una oficina: trabajadores al frente de una computadora o atendiendo el teléfono, excepto porque portan casco y equipo de seguridad.

Debido a que en Molango el clima es húmedo, es común, sobre todo en época de lluvias, que el agua se introduzca a la mina, para lo cual se construyeron canaletas mediante las cuales se filtra el líquido para regresarlo a su cauce natural.

Además, se realiza una planeación para determinar los trabajos que se harán durante un mes en materia de voladuras para la explotación minera, bajo la supervisión de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Una detonación tiene impacto en cien metros; la comunidad más cercana se encuentra a 500.

El horno —único en el mundo, en el que se realiza un proceso de semifundición para elevar la calidad de los nódulos de manganeso— tiene un sistema de circulación que controla la emisión de partículas en el aire; además, los polvos que no forman nódulos son acumulados mediante un colector y humedecidos con agua, por lo que no salen al ambiente.

También cuentan con un depósito de partículas del horno, las cuales son compactadas para formar una especie de pirámide que contiene el subproducto obtenido después de que los nódulos de manganeso pasaron por semifundición. Estas, previamente, se humedecen para que no se expandan.

Al interior se la mina se habilitó un taller para mantenimiento de equipos, en el cual se dispusieron cárcamos para el depósito de aceites, y una vez que estos son depositados en recipientes, una empresa especializada en manejo de residuos se hace cargo de ellas.

La mina no genera gases —como las vetas de carbón, que producen metano, o las de cobre, que emiten sulfuro—, afirmaron directivos de Autlán durante un recorrido a Criterio.

TIENEN VIVERO Y DONAN ESPECIES A ALCALDÍAS

Autlán cuenta con un vivero forestal con 100 mil especies, las cuales son donadas a cinco alcaldías de la región; además, en la colonia Guadalupe, ubicada en Tepehuacán de Guerrero, se construyó una planta tratadora de aguas que limpia las descargas de las viviendas

Yuvenil Torres | Molango

 

También te puede interesar:

Por pleito social, trabaja Autlán a 70% de capacidad

Lee también

Conmemoran 109 Aniversario del Inicio de la Revolución Mexicana

Autoridades estatales conmemoraron el 109 Aniversario del Inicio de la Revolución Mexicana y entregaron el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!