Inicio / Destacado / Por pleito social, trabaja Autlán a 70% de capacidad

Por pleito social, trabaja Autlán a 70% de capacidad

Enclavada en la Sierra hidalguense, rodeada de montañas llenas de neblina, abundante vegetación, así como de algunos de los municipios más pobres del estado como Tepehuacán de Guerrero —donde 83 de cada 100 habitantes viven en inopia, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)—, la minera Autlán, con operaciones en Molango desde hace más de 50 años, atraviesa por un conflicto social con pobladores de la región que la mantiene trabajando a 70 por ciento de su capacidad, según accionistas.

El distrito manganesífero del municipio es el décimo yacimiento a nivel mundial en cuanto a cantidad de recursos potenciales a desarrollar; además, es la veta más importante de América del Norte y la segunda de Sudamérica.

Lo que comenzó como una inconformidad entre transportistas de Molango y Lolotla, quienes argumentaban que el acarreo de materiales era únicamente para sus homólogos de Tlanchinol, se ha transformado en un conflicto social que, de extenderse, pondría en riesgo la industria siderúrgica mexicana, toda vez que el manganeso es la base para la producción de acero.

En este municipio serrano son comunes las espesas cortinas de neblina; sin embargo, la bruma no impidió a Criterio constatar la imponente infraestructura minera que comenzó a gestar Autlán en la década de 1950; actualmente, cuenta con un horno de nodulización único en el mundo. La compañía genera mil empleos directos y 2 mil indirectos.

Una ingeniera, originaria de Mixquiahuala, reconoce que el bloqueo que desde el 7 de septiembre pasado mantienen pobladores de la región en la carretera federal México-Tampico sobre el acceso a la planta Naopa le preocupa porque está en riesgo su fuente de empleo. Al igual que directivos y personal operativo, espera que el plantón se levante “lo antes posible”.

La colonia Guadalupe, una especie de desarrollo inmobiliario para trabajadores de Autlán y sus familias, cuenta con lo necesario para, prácticamente, no tener contacto con el exterior, pues hay una escuela de educación básica, clínica e iglesia.

Autlán influencia en otros municipios, como Xochiatipan, Lolotla y Tlanchinol, donde más de la mitad de su población vive en pobreza, según el Coneval.

LLEVAN A CABO MESAS DE TRABAJO

Luego de que el 16 de septiembre pasado pobladores de Molango pidieron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador debido al impacto negativo que, aseguraron, causa Autlán en la región, el gobierno federal, a través del delegado de los programas del Bienestar, Abraham Mendoza Zenteno, ha realizado mesas de trabajo entre el Movimiento Ambientalista para la Sierra Hidalguense (MASH) y la compañía minera

SE REÚNEN CON AUTORIDADES

Actualmente, Autlán atraviesa por un conflicto con pobladores de la región, agrupados en el MASH, lo que la mantiene trabajando a 70 por ciento de su capacidad, según los empresarios.

Desde hace seis semanas, los habitantes bloquean el tramo conocido como tajo Naopa con dirección a la unidad minera del mismo nombre.

El pasado 11 de octubre, durante una reunión con Mendoza Zenteno, el MASH y representantes de la empresa, se acordó realizar un plan inicial en materia ambiental para la región donde se encuentra asentada la mina.

Yuvenil Torres | Molango

También te puede interesar:

Autlán tiene en regla permisos, dicen directivos

Lee también

Piden liberar áreas comunes en el bulevar Quetzalcóatl

Habitantes de San Nicolás El Chico advirtieron del riesgo que representa para los peatones la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!