Home / Suplementos / Dominical / Palabra de Señor

Palabra de Señor

Es cierto que debe su fama a un capo de la droga, pero Rafael Amaya ha logrado imprimirle tal diversidad de matices a su estelar en El Señor de los Cielos, que ahora es uno de los actores mejor cotizados en la televisión de habla hispana.

A propósito del reciente estreno de la cuarta temporada de esta producción de Argos y Telemundo en la Unión Americana, el sonorense compartió algunas reflexiones y experiencias que le ha dejado Aurelio Casillas, su personaje más reconocido hasta el momento.

¿Cómo te enteraste de que
serías El Señor de los Cielos?
Estaba en un hotel en Miami, en bermudas, tomando una cerveza sin alcohol, y tenía una conversación con Joshua Mintz (exejecutivo de Telemundo), quien me hizo la propuesta. Me pareció tan buena que decidimos firmar el contrato ahí mismo, en una servilleta, frente al mar.

¿Dirías que gracias a este ‘señor’ conociste el cielo de la fama?
Me ha dado mucho trabajo y, por consecuencia, me ha dado mucha fama. Al cielo de la fama no sé… ¡pero a ver si me voy al cielo cuando me muera!

¿Crees que los narcos se van al cielo?
No sé, porque no los conozco; yo soy un simple mortal como para decir quién se va al cielo y quién no.

Más vale guapo y narco que…
¡Muerto!

¿Cuál de las damas que sale en la serie llevaría al cielo a Rafa Amaya?
Ninguna de ellas.

¿En el cielo hay dinero, fama y mujeres sexies… o eso está reservado
al infierno?
No lo sé… tendría que ir y ya te diré cuando me muera.

¿Hay algún político que te haya felicitado por tu trabajo o por la serie El Señor de los Cielos?
Ha habido varios gobernadores que me reconocen por mi trabajo, no recuerdo cuáles son. No me interesa, yo no me involucro con política, no me interesa postularme para ningún cargo. Los que me felicitan son políticos, empresarios, de todo. La gente me felicita mucho, eso es lo que me interesa.

¿Qué prefieres: una esposa guapa que te haga vivir un infierno o una amante no tan bella que te lleve al cielo?
Una mezcla de las dos.

¿Cuándo fue la última vez que te dijeron “señor”?
¡Hace cinco minutos!

¿El Señor de los Cielos, como los rockstars, tiene groupies?
(Suelta la carcajada) ¡No creo! No
sería bueno.

¿Dónde está el cielo más lindo que
has visto?
En mi casa.

¿Y el peor?
Donde está la mala vibra, donde hay gente mala onda. Cuando se sienten muchos diablitos alrededor.

¿A qué te remite la frase: “Así en la tierra como en el cielo”?
Mejor así: en el cielo como en la tierra… que salga todo allá como sale aquí.

Señor se refiere a clase, prestigio… ¿A qué actor le darías este título
y por qué?
A Joaquín Almeida. Acabo de trabajar con él en el crossover de El Señor de los Cielos con Queen of the South para USA Networks. Es un señor que habla cinco idiomas, lleva casi 60 años de carrera y es todo un caballero. Recuerdo que tenía casi cinco hojas de diálogos, y cada vez que los decía, lo hacía en los cinco idiomas. ¡Es algo que jamás podría hacer! Llevo 20 años de actor y espero tener una carrera tan respetable como la de él.

Aurelio Casillas es un patrón no tan bueno, no tan malo. ¿Cómo eres tú
de patrón?
Yo todavía no soy patrón, y no me gusta el concepto de patrón. Esto es arte colectivo, arte de todos. Sería muy egoísta, muy ególatra, decir que yo soy el líder y el patrón.

Si conocieras a un capo como El Señor de los Cielos, ¿qué le dirías?
Nada. Que si quiere un chicle, se lo invito. Si tengo mal aliento, me gusta el chicle. Eso le invitaría. Nada más.

¿Qué enamora a ciertas mujeres de los capos como El señor de los Cielos?
La seguridad económica que tienen esos señores. No es per se, es la idea de lo que representan: seguridad, estabilidad, poder.

¿Quién te gustaría que te dijera: “Contigo me gustaría conocer el cielo, el infierno y sus alrededores”?
No podemos ir al cielo y al infierno, o uno o el otro. Hay señoras que me han dicho: “Me gustaría llevarte al cielo, al infierno, adonde quieras, te daría toda la pelea”. Pero no sé quién me gustaría que me lo dijera porque, en vez de emocionarme, me voy a reír.

¿Qué te ha dado Aurelio Casillas que no te haya dado otro personaje?
Fama, trabajo, la dicha de poder ayudar a mi familia, a mis amigos, de darle trabajo a más personas. Puedo presumir que somos un equipo de casi 500 personas trabajando en el proyecto, y eso me hace no querer fallar nunca. Esa es mi motivación diaria.

¿Eres el Señor del rating?
¡Claro! Y ahorita no hay nadie que
nos gane.

¿Cómo te imaginas el cielo?
Azul y con nubes. Cuando me muera no sé qué va a pasar, pero sea donde sea, si es el cielo o el infierno, me gustaría estar con mi familia, estar con ellos. Donde sea, aquí allá, en medio, en Iztapalapa, donde sea. Ahí quiero estar.

 

Lee también

Con la marca del zorro

El tener una prenda hecha especialmente para uno es un lujo que sólo algunos caballeros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!