Inicio / Suplementos / Bon Appétit / Hijos del maíz
Hijos del maíz
Hijos del maíz Foto: Agencia Reforma

Hijos del maíz

Tan amplios son los rituales que lo acompañan como la variedad de comidas que encabeza; para hablar de maíz, la premisa es pluralidad: su espectro es tan vasto y diverso como el panteón mesoamericano. Es eje de la milpa, regalo de las almas y un robusto adhesivo social.

“El consumo de ese grano está acompañado de un enorme, inconmensurable, conocimiento popular. La importancia del maíz en México se debe a que, en realidad, se trata de un complejo cultural que no se agota en consideraciones agrícolas, alimentarias, biológicas o costumbristas.

“El maíz ha hecho posible la sobrevivencia y reproducción biológica de la sociedad mexicana”, destaca el etnólogo y escritor Guillermo Bonfil en su texto El maíz, fundamento de la cultura popular mexicana.

 

Génesis agricultor

A pesar de que diferentes mitos mesoamericanos asocian al maíz con seres divinos, su desarrollo, diversificación y sobrevivencia fueron posibles gracias a la intervención humana.

“La planta con sus semillas encerradas en una mazorca cubierta, no puede reproducirse si el hombre no la siembra y cuida. El maíz es un producto del hombre, de su imaginación, de su trabajo”, sostiene Bonfil.

De acuerdo con el investigador Marco Buenrostro, son 12 los lugares en que el mundo se inventó desde de la agricultura, México es uno de ellos. Y ocurre desde la milpa, a partir del esfuerzo ininterrumpido de 33 generaciones de campesinos.

“La milpa es un espacio en el que se cultivan, inducen y recolectan diferentes plantas útiles. También se cazan pequeñas especies e insectos comestibles y hasta 60 diferentes productos, entre los que hay plantas medicinales e insumos para la cocina.

“Fue tan consciente y profunda la transformación de la planta por parte de los científicos de la época, que lograron darle a los diferentes maíces formas y colores específicos para reconocerlos a simple vista: blanco, rojo, amarillo, negro, anaranjado” destaca el investigador en El maíz y la milpa.

Los colores desarrollados representan, además, los cuatro rumbos del universo en las religiones mesoamericanas.

“En México, a partir de la observación, fue modificándose el teocintle hasta tener distintas razas de maíz, que dependiendo de su variedad y color, se utilizan en distintas ceremonias y ofrendas.

“El maíz, un elemento central para muchas culturas y la forma de comunicación que tienen estos grupos con los cerros, los manantiales y los difuntos”, destaca Laura Elena Corona, doctora en historia.

A pesar de que ofrendas y rituales giran, comúnmente, en torno a la mazorca, bebidas y alimentos, como el tamal, son una de las formas de ofrecimiento más antiguas, explica la investigadora.

 

Organizaciones aliadas

Guardianas de la tierra del maíz:

Un grupo conformado por 89 cocineros de diferentes municipios de Tlaxcala que, para poder seguir cocinando, defienden su materia prima, especialmente sus maíces.

Twitter: @iradsantacruz

Red Alisa

Unión de científicos vinculados con productores de Milpa Alta y Amecameca. Desarrollan estudios y asesorías para asegurar maíces libres de transgénicos y agroquímicos.

Facebook RedAlimentacionSana:

Zacahuitzco

Red de pequeños productores y científicos con riesgo compartido: unos se comprometen a no usar pesticidas; los otros a darles soluciones para la subsistencia de sus cosechas.

Facebook Zacahuitzco

 

Tortilla de maíz mexicana:

Esta asociación busca la salvaguarda de las variedades de maíz y su reconocimiento, junto con la tortilla, como claves para la cultura, la alimentación y el desarrollo del campo.

Facebook tortillademaizmexicana

Nayeli Estrada I Agencia Reforma

También te puede interesar:

Date una alegría

Lee también

En el mes de los muertos

En el mes de los muertos

Durante el Día de Muertos desde el 31 de octubre al 2 de noviembre en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!