Inicio / Archivos de tags

Archivos de tags

Culpa

Será difícil que lo creas, Armando, y hasta quizá sonreirás con burla, pero has de saber que alguna vez tu tío Felipe, o sea yo, fue inocente. Tuve la pureza de los primeros años de la vida, cuando no se ha vivido aún, pero me apresuré a llegar a los segundos y terceros años, y en ellos aquella virtud original, la de pureza, quedó enredada cierto día -cierta noche- en las piernas de una mujer. Luego no supe más de …

Leer más

Te invito a la casa de la Bemba

Te invito a la casa de la Bemba. Yo pago”. La casa de la Bemba era el lupanar del pueblo. Su dueña era apodada así a causa de la grosura de sus labios. El que hacía la invitación era Afrodisio Pitongo, hombre proclive a la concupiscencia de la carne, y el invitado se llamaba Goretino, virtuoso joven muy de iglesia; secretario perpetuo de la Cofradía de la Reverberación, caballero de la Legión Paduana y además recién casado. ¡Miren a quién …

Leer más

La vida real

Nadie salga de aquí. El collar de esmeraldas de mi esposa ha desaparecido”. Esa frase como de novela policíaca hizo que todos los invitados a la cena se paralizaran. Poco antes la señora de la casa les había hablado a sus amigas de la preciosa joya que su marido le había regalado en su cumpleaños. Ellas pidieron verla. Subió la anfitriona a su recámara para traerla y halló abierto el cajón de su tocador y vacío el estuche donde el …

Leer más

Entonces lo mejor será

Podemos decir que no tienes mamá”. “No la tendría si hiciera lo que usted propone”. “Entonces lo mejor será.”. “Sí, señora. Entonces lo mejor será. Con su permiso”. Y mi amigo salió de aquella casa, la casa de su novia con la que ya se iba a casar. Ella ni siquiera trató de detenerlo. Tampoco su padre intervino. Los dos hacían siempre la voluntad de la mujer. Al principio ella había aprobado la relación de su hija con aquel chico …

Leer más

Dos amigos

Estos eran dos amigos”. Así empiezan algunos corridos mexicanos. Mi relato también comienza así: “Éstos eran dos amigos”. Para efectos de la narración a uno lo llamaré A y al otro B, aunque eso suene a ecuación de álgebra. No es algebraica la ecuación: es de la vida. Tú sabes bien, Armando, que no tengo talento para las matemáticas. Tu tío Felipe, o sea yo, es hombre de cuentos, no de cuentas. Y menos talento tengo aun para la vida, …

Leer más

Plaza de almas

Espero que nunca te suceda que estés en la recámara de una mujer casada y de repente se abra la puerta y entre su marido. A mí me pasó eso una vez y, créeme, la situación es sumamente incómoda. Si te digo en este momento cómo acabó ese episodio de mi vida no me lo vas a creer. Por eso, antes de contarte el final, voy a darte los antecedentes del suceso. Ya sabes, sobrino, que tu tío Felipe, o …

Leer más

De política y cosas peores

Un solo cuento aparece hoy en esta columneja. Dos inconvenientes graves presenta el tal relato: es de color subido y es machista. ¿Por qué, entonces, se le admite aquí? Porque numerosos cuentos feministas de color subido han visto la luz en este espacio, y era menester buscar la equidad de género. Pese a mis advertencias leyó esa narración doña Tebaida Tridua, presidenta ad vitam interina de la Pía Sociedad de Sociedades Pías, y sufrió un repentino ataque de pénfigo que …

Leer más

¡Ay, quién tuviera la dicha del gallo!

“¡Ay, quién tuviera la dicha del gallo, que nomás se le antoja y se monta a caballo!”. Antiguo es ese proloquio mexicano, machista como el 90 por ciento de los refranes que se refieren al trato entre la mujer y el hombre. (“La mujer como la escopeta: cargada y en un rincón”. “En cojera de perro y en lágrima de mujer no creer”. “Lo mejor para quitarse el frío es tener una cobija nueva arriba y una vieja abajo”. Y …

Leer más
error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!