Inicio / Multimedia / A descubrir Belice

A descubrir Belice

Otra colonia británica, este país vecino de México (particularmente próximo a Chetumal, Quintana Roo) tiene numerosos tesoros naturales y arqueológicos que aún desconocen varios connacionales. Karen Bevans, directora de turismo del Consejo de Turismo de Belice, visitó la Ciudad de México para promover el país centroamericano y estos son algunos de los puntos que recomienda para los viajeros.

 

Cavidad sagrada

Actun Tunichil Muknal (conocido también por sus iniciales ATM) es un sistema de cuevas que solo se puede visitar en compañía de un guía certificado. Se llega a este destino después de caminar por la reserva natural de la montaña Tapir y de nadar a la entrada.
ATM fue un lugar sagrado en el que, de acuerdo con las creencias mayas, vivían los dioses. Allí se pueden encontrar, como en una expedición arqueológica, objetos de cerámica y piedra, así como restos humanos. También hay formaciones geológicas de millones de años.

Maravilla natural

Ubicado en el arrecife de Belice, a unos cien kilómetros de ciudad de Belice, el Gran Agujero Azul es una cueva hundida de 123 metros de profundidad y alrededor de 300 de diámetro. Quienes sean suficientemente expertos pueden bucear ahí, pero los demás tienen la opción de admirarlo desde una avioneta o helicóptero.
Esta atracción forma parte de la red de reservas del arrecife de barrera de Belice, que fue declarada Patrimonio de
la Humanidad por la UNESCO en 1996.

Llena de vida

La reserva marina de Hol Chan es la más antigua del país. Se encuentra unos 6.5 kilómetros al sureste del puerto de San Pedro (destino turístico popular conocido como La isla bonita). Para llegar a Hol Chan, es necesario primero tomar un paseo en barco desde San Pedro o el cayo Caulker.
Cubre un extensa área que envuelve un arrecife de coral, manglares y pastos marinos. El espacio tiene entre su fauna a peces multicolores, langostas, tortugas y tiburones nodriza. Fue declarado zona protegida en 1987 y es un atractivo sitio para los aficionados al buceo o hacer esnórquel.

A la orilla

Ubicada en la orilla de la laguna New River, Lamanai (cuyo nombre significa “cocodrilo sumergido”) es una zona arqueológica maya que fue ocupada por alrededor de 3 mil años. Uno de sus grandes atractivos es el templo que incluye máscaras creadas a partir de piedra caliza. La zona también cuenta con un museo y los restos de dos iglesias españolas del siglo 16.
Una manera de llegar a Lamanai es tomando un bote por New River, aunque también se puede arribar a través de auto.

 

Agencia Reforma I México

También te puede interesar:

Las maravillas de Salta

Lee también

Videojuego en la nube

Google no es el primer gran grupo en lanzarse al cloud gaming, pero es, sin …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!