Inicio / Ticket / Curiosidades / Lo que no sabías sobre Albert Einstein

Lo que no sabías sobre Albert Einstein

A propósito del natalicio del genio Albert Einstein (14 de marzo de 1879), te compartimos algunos datos que seguramente no conocías sobre este asombroso científico que se ganó un lugar en la historia.

– En realidad era un buen estudiante, la única materia que se le dificultaba era Literatura.

– No le gustaba la ciencia ficción, pues consideraba que ésta “engañaba” a las personas.

– En noviembre de 1952 se le ofreció el puesto de Primer Ministro por parte del gobierno de Israel, pero el científico lo rechazó.

– No le gustaba usar calcetines, los consideraba una molestia.

Albert Einstein

– A finales de 1890 tuvo una hija llamada Lieserl con su mujer Mileva Maric (quien por cierto era su prima). Como la niña nació antes de que se casaran, no la pudo registrar como hija legítima.

– Le gustaba mucho navegar en velero, lo cual aprendió a hacer mientras estudiaba en el Instituto Politécnico de Zurich, en Suiza.

– A la edad de seis años su madre, quien era pianista, lo inscribió a clases de violín.

– Amaba fumar cigarrillos, habanos y pipa.

– Cuando murió su cuerpo fue incinerado y esparcidas sus cenizas. No obstante, el patólogo Thomas Harvey retiró su cerebro y lo conservó para realizar estudios con él, tratando de averiguar el secreto de tan grande inteligencia.

– Existe una anécdota muy famosa sobre este gran genio del siglo XX, y aunque muchos dudan de su veracidad, resulta graciosa: Tenía a su servicio a un chofer que lo llevaba a todas sus conferencias, se quedaba a escuchar la ponencia y después lo regresaba a su casa. En una ocasión Einstein le comentó que ya estaba aburrido de repetir la misma exposición, por lo que el chofer le propuso sustituirlo por una noche, ya que había escuchado muchas veces el discurso y lo sabía de memoria. Einstein aceptó la propuesta.

Intercambiaron sus ropas y llegaron a la sala de conferencias. Einstein se sentó en la última fila mientras el chofer dictaba la cátedra. Un asistente le hizo una pregunta al chofer que se hacía pasar por Einstein, el cual, en lugar de ponerse nervioso, respondió: “La pregunta que usted hace es tan obvia y sencilla, que dejaré que mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda”.

Lee también

Antes de que se acaben las vacaciones visita Tecozautla 

Antes de que se acaben las vacaciones visita Tecozautla 

Las vacaciones están por concluir y por ello, te invitamos a conocer Tecozautla, un hermoso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!