Inicio / Ticket / Lo que circula en la red / El Jorobado de Notre Dame si existió
El Jorobado de Notre Dame si existió
El Jorobado de Notre Dame si existió Foto: Especial

El Jorobado de Notre Dame si existió

La catedral Notre Dame de París, devastada este lunes por un incendio, es un edificio emblemático de Francia y el monumento histórico más visitado de Europa.

Cuando se piensa en la catedral parisina es imposible no asociarla con el personaje de la cinta animada El jorobado de Notre Dame, dirigida por Gary Trousdale y Kirk Wise, y producida por Disney en 1996.

La película es una adaptación de la obra literaria francesa Nuestra Señora de París, escrita por Víctor Hugo.

De la novela, compuesta por once libros, un personaje que se ha quedado para siempre es Quasimodo.

Era tal su popularidad que, por mucho tiempo, se consideró al Jorobado como una creación de la febril imaginación de Víctor Hugo, hasta que, a principios de este siglo, la galería Tate de Londres dio a conocer un archivo perteneciente a su acervo, en el que se revelaba por primera vez que hubo, en la época de Víctor Hugo, un jorobado que trabajó como carpintero en Notre Dame.

Los documentos, comprados en 1999, incluían siete volúmenes de las memorias de Henry Sibson (1795-1870), un aventurero británico que recorrió Europa durante el siglo XIX y quien en 1820 consiguió un trabajo de escultor en París.

“El gobierno (francés) ordenó la reparación de la catedral de Notre Dame, y estaba ya en marcha. Dos contratistas, Plantor y Fontaine, me encargaron que esculpiera el follaje en torno a las ventanas”, escribió en el libro.

Sibson tuvo luego un entredicho con Plantor y fue despedido. “Solicité entonces trabajo en los estudios del gobierno, donde se encargaban de ejecutar las grandes figuras (para la decoración) y allí conocí a monsieur Trajan, el hombre más digno, paternal y amable que jamás he conocido.

“Tallaba bajo las órdenes de un escultor del gobierno cuyo nombre he olvidado porque no tuve relación con él. Todo lo que sé es que era jorobado y no le gustaba mezclarse con los talladores”, prosiguió Sibson.

Posteriormente, el aventurero volvió a reencontrarse con el jorobado y también con Trajan en un proyecto en Dreux, una pequeña localidad a las afueras de París: “Monsieur le Bossu (el señor Jorobado), le dijo a monsieur Trajan que se asegurase de que contrataba al pequeño inglés”, escribió Sibson.

 

Con información de Infobae

 

También te puede interesar:

Nace bebé concebido por tres progenitores en Grecia

Lee también

No quiere fama para sus hijos

No quiere fama para sus hijos

De tal palo, tal astilla… así son Kenny G y sus hijos Max y Noah. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!