Home / Ticket / Popcorn / Un hombre de fe

Un hombre de fe

 

Devoto y muy creyente es como Mark Wahlberg se define al hablar sobre sus preceptos católicos y su formación dentro de la religión que ha profesado desde antes de ser famoso.

Acude a misa casi todos los domingos, se persigna antes de comer y antes de ir a dormir, reza el rosario cuando la situación lo amerita y se proclama un hombre de bien.

A pesar de haber personificado a un actor porno en Boogie Nights o de hacer bromas sexuales y escatológicas en las cintas Ted, Mark cree firmemente en la existencia del bien y del mal, y en que Dios gobierna su universo.

“No es que quiera convertirme en predicador, simplemente soy un hombre de fe que va a misa, que inculca a sus hijos la religión, la bondad, el compartir…”, señala en entrevista

“Concibo la estancia en este convulsionado mundo como una oportunidad de redimirnos día a día. Practico mi religión de una forma muy privada, y mis hijos la reciben con agrado y con bondad”. Wahlberg, quien actualmente filma Mile 22, y que este año estrenó Horizonte Profundo, Día del Atentado y Guerra de Papás 2, ha tenido varias oportunidades de comprobar que su fe lo hace más fuerte y más sabio.

Y lo mejor es que está en perfecta sintonía con su esposa, la modelo Rhea Durham, con quien procreó a Ella Rae, Grace Margaret, Brendan Joseph y Michael.

“Cuando nacieron mis hijos, sentí que debía acercarme más a mi fe. Mi esposa es una mujer increíble con la que he podido conectar religión, vida personal y profesional, y nada ha mermado nuestro amor.

“Pienso que en cada nacimiento de mis hijos me acerqué a Dios porque existe una necesidad de creer que están acompañados, que serán guiados si no estoy en su camino, y mi confianza y mi fe son ciegas. Por eso me siento muy orgulloso de la familia que he formado”.

Y como nada educa como el ejemplo, en Navidad y Año Nuevo les pide a sus hijos que destinen un buen porcentaje de sus ahorros a comprar víveres, ropa y artículos de primera necesidad para personas sin hogar.

imagen galeria

“Ellos saben que una parte de su dinero irá a esas causas porque deben saber que son niños privilegiados que pueden tener incontables regalos, pero no todos tienen esa posibilidad. La humildad y el desprendimiento son dos cualidades que me gusta que cultiven para que sepan valorar su mundo”.

“Me gusta que aprendan a compartir, que gasten en cosas para sus viajes de vacaciones o en algo que quieran, pero también que ahorren para llevar comida y vestido a quien no tiene… Pero, sobre todo, a estar en compañía, pues nos gusta unirnos como familia y regalar a quien lo necesite”.

El originario de Massachusetts, de 46 años, considera que luego de haber experimentado en distintas facetas, incluso cantando con Marky Mark and the Funky Bunch, ha encontrado en la producción una estupenda manera de realizar proyectos en los que confía y que no siempre son de interés de los grandes estudios.

“En mi época de juventud hice muchas barbaridades, y en vez de evitarlas, las vi como una oportunidad de aprendizaje.

“Actuar me dio pantalla, y producir me da el espectro de decisión para buscar proyectos interesantes en los que me pueda involucrar a un cien por ciento. La actuación no la dejo, pero estoy viviendo una etapa mucho más certera con mis proyectos y quiero continuar con la producción”.

Entre los títulos para la pantalla chica que ha producido se encuentran Wahlburgers, Entourage y How to Make It in America, mientras que en el cine figuran El Peleador, El Sobreviviente, We Own the Night y tiene en proceso de realización The Roman.

Lee también

Traen nuevos aires a monarquía británica

El príncipe Enrique de Inglaterra y la exactriz estadunidense Meghan Markle, desde ayer duques de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!