Inicio / Ticket / Autopía / Propuesta indecorosa

Propuesta indecorosa

Cuando Kia presentó el Stinger en 2011 en el Salón de Frankfurt sorprendió a todos con su statement en el que buscaba probar que puede salirse del guión y crear un deportivo alejado del mercado masivo.

Y lo logró, pues el principal atractivo del Stinger es su manejo genuinamente deportivo que deriva de su arquitectura con tracción trasera. El diseño de la suspensión es muy deportivo, pues es tipo McPherson en la parte delantera, mientras que la posterior es Multilink independiente.

Los reflejos son muy afilados, pues cuando se gira el volante el auto responde de manera casi instantánea. Además, los movimientos laterales son muy cortos y en curvas y vueltas el auto se asienta con rapidez una vez que se ha completado la maniobra.

La calidad de marcha es muy firme y un efecto secundario de que se haya dejado tanta sensación del camino para una experiencia deportiva de manejo es que al conducir por calles maltratadas mucha vibración pasa a cabina.

La dirección es rápida, pues de tope a tope sólo se requieren 2.4 vueltas. Comunica de manera excelente las condiciones del camino y es muy firme, lo cual aumenta la confianza al conducir a velocidades de carretera.

El motor 4 cilindros turbo de 2.0 litros es muy sensible al acelerador y poco después del arranque ya está desarrollando su torque máximo, lo que le da una gran agilidad en el tráfico.

Sería agradable que la nota del escape fuera más deportiva, pero suponemos que esta elección es para mantener la cabina cómoda.
La aceleración es veloz, pues según Kia, el Stinger GT-Line desde el reposo acelera hasta los 100 kilómetros por hora en solo 6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 240 kilómetros por hora.

El rendimiento combinado de combustible según el fabricante es de 14.21 kilómetros por litro, aunque en ciudad obtuvimos un promedio de 9 kilómetros por litro, pero con una conducción entusiasta esta cifra puede bajar a 6 kilómetros por litro.El interior es espacioso y funcional. Sus acabados tienen elementos atractivos, como el toldo interior de alcántara y aplicaciones de aluminio genuino en las puertas.

Sin embargo, los plásticos de la parte superior del tablero y puertas podrían ser de mejor calidad, pues su textura y aspecto no son muy atractivos.

La cabina luce demasiado solemne, pues su aspecto es monocromático. Todo el interior es negro, lo que se conjuga con las ventanas pequeñas para que el interior se sienta algo oscuro.

El exterior tiene proporciones muy atractivas, de frente largo con cajuela corta. El diseño inclinado del tercer poste hace que el Kia Stinger recuerde a autos más caros como el Maserati Quattroporte.

Esta versión no tiene la suspensión electrónica de la versión equipada GT y su potencia es 115 caballos de poder menor.
Pero ofrece la conducción divertida y capaz de su hermano mayor a un precio menor.

 

David Loji I Agencia Reforma

Lee también

¿Qué pasó con Huawei?

Repasa lo que ha ocurrido en el conflicto de la empresa china Huawei con el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!