Inicio / Ticket / Son los favoritos

Son los favoritos

Leonardo DiCaprio tiene una carrera repleta de personajes memorables, es una de las estrellas más famosas del mundo y quizás el mejor actor de su generación, pero, pese a eso, le falta algo: un Oscar.

Ahora se encuentra en la cima de los pronósticos, tanto de especialistas como de las casas de apuestas en Las Vegas, y lo mejor del caso es que es un mexicano, el cineasta Alejandro González Iñárritu, el que conseguiría que Leo tenga esa anhelada pieza en su vitrina.

El actor, de 41 años, ha estado cerca, pero la estatuilla dorada se le ha escapado de las manos.

Quizás el momento en el que todos pensaban que la tenía ganada fue cuando interpretó a Howard Hughes en El aviador, pero Jamie Foxx, con otro personaje de la vida real, Ray Charles, terminó victorioso la noche del Oscar.

En la cinta Revenant: El Renacido, el actor realiza uno de los papeles más difíciles de su vida, en uno de los rodajes más complicados que se puedan imaginar.

El mismo González Iñárritu habló sobre el dolor que es pasajero, pero el cine que perdura, durante su discurso del Globo de Oro la semana pasada.

Además sería fantástico escucharlo agradecerle el reconocimiento a El Negro, que ha llevado a la ceremonia del Oscar a Adriana Barraza, Rinko Kikuchi, Javier Bardem, Benicio Del Toro, Naomi Watts, Michael Keaton, Edward Norton y Emma Stone, sin que ninguno de ellos se alce como triunfador.

DiCaprio consiguió esta semana su quinta nominación de actuación, tuvo otra por producir El lobo de Wall Street, y es su cuarta en la categoría protagónica.

Su primera fue en 1994 en la categoría de reparto, cuando tenía apenas 19 años, por What’s eating Gilbert Grape? En esa ocasión, el actor estadunidense perdió el premio ante Tommy Lee Jones por El fugitivo.

Más de 10 años después vendría El aviador, película con la que tampoco ganó, luego una nominación por Diamante de sangre en la ceremonia realizada en el 2007, y en la que perdió ante Forest Whitaker por El último rey de Escocia.

Curiosamente ese año también estaba nominado González Iñárritu por Babel, pero  para Mejor Director, pero fue Martin Scorsese quien ganó por Los infiltrados, protagonizada por DiCaprio. ¿Sería una señal de lo que viene?

Luego, el año de El lobo de Wall Street perdió el premio ante Matthew McConaughey, quien ganó por El club de los desahuciados.

Lo que también es sorprendente es la cantidad de películas por las que Leonardo DiCaprio no estuvo nominado: Titanic, J. Edgar, Los infiltrados, Django sin cadenas, Pandillas de Nueva York, Atrápame si puedes, Sólo un sueño, La isla siniestra, El origen y El gran Gatsby.

¿Será la noche de Leo el 28 de febrero?

Sería lo justo, y qué mejor que dárselo en su mejor momento creativo y por un trabajo que vale la pena.

Además, ¿se imaginan el emotivo close up de su amiga y compañera de Titanic, Kate Winslet, nominada por Steve Jobs, aplaudiéndole?

 

¿La quinta será la vencida?

 

Leonardo DiCaprio recibió el jueves su quinta nominación por actuación gracias a su papel como el callado, pero bravo comerciante de pieles Hugh Glass en Revenant: El Renacido.

El actor de 41 años, que nunca ha ganado un premio de la Academia, competirá contra el ganador del año pasado, Eddie Redmayne (La chica danesa).

También están en la terna Michael Fassbender (Steve Jobs), Matt Damon (Misión rescate) y Bryan Cranston (Trumbo).

DiCaprio es el favorito de llevarse el premio porque flota en el ambiente la percepción de que la Academia se lo debe luego de ignorarlo en sus cuatro anteriores nominaciones por: El lobo de Wall Street (2013), Diamante de sangre (2006), El aviador (2004) y ¿A Quién Ama Gilbert Grape? (1993).

DiCaprio ha estado nominado también en la categoría de Mejor Película por haber sido uno de los productores de El Lobo de Wall Street junto a Martin Scorsese.

 

El suplicio de The Revenant

Las nominaciones al Oscar apuntan a que Alejandro González Iñárritu podría obtener el bicampeonato en los premios de la Academia, si en la próxima entrega gana como Mejor Director por segundo año consecutivo.

Además, el director mexicano podría ser quien finalmente ayude a Leonardo DiCaprio para llevarse una estatuilla luego de cuatro nominaciones en actuación en las que ha fracasado.

La responsable de tener a este par de hombres al borde de la gloria es la película The Revenant (2015), que además de ser un producto cinematográfico oscareable, fue una prueba de resistencia por las condiciones climáticas en las que se filmó.

Más allá de ser una cinta, fue un calvario helado para los involucrados.

No por nada El Negro dijo que: “el dolor es temporal, pero el cine es para siempre” cuando recibió el Globo de Oro el domingo pasado como Mejor Director.

“Las condiciones, el clima, lograron sacar lo mejor de los actores, ellos realmente sintieron el frío, estaban metidos realmente en ello; no estaban actuando, estaban jodidamente miserables”, señaló el director mexicano a Entertainment Weekly.

Lee también

Tiro de gracia

  Call of Duty: Modern Warfare no tuvo un episodio 4. En cambio, Infinity Ward …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!