Home / A criterio de / Qué pasa en la Universidad Michoacana?

Qué pasa en la Universidad Michoacana?

La actual crisis de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), no se explica de otra manera sin la intervención de algunos grupos identificados del PRD que según versiones de los propios estudiantes buscan apropiarse de la máxima casa de estudios de Michoacán. Por lo pronto, esta semana se cumplirán 50 días de paro por parte de los sindicatos de profesores y empleados, sin lograr llegar a un acuerdo con la autoridad poniendo en riesgo de perder el actual semestre.
La sucesión del rector de la Universidad Michoacana programada para el próximo año, ha provocado el activismo de diversos grupos políticos llamados de “izquierda”, como es el caso identificado de la ex rectora Silvia Figueroa Zamudio, hoy Secretaria de Cultura del gobierno de Silvano Aureoles, que es señalada por un importante grupo de universitarios de la propia UMSNH de hacer activismo político, sin que ninguna autoridad intervenga, como lo apuntó el dramaturgo Jaime Chabaud, “ Silvia, ha tenido una labor más que lamentable, distanciada de la comunidad artística michoacana en una administración plagada de irregularidades y violencia, como lo ha hecho en sus diversos puestos públicos”. Durante su rectorado, la plantilla de empleados creció de dos mil 238 a tres mil 15 trabajadores, es decir más de 750 plazas de trabajo que provocaron un desequilibrio financiero sin precedente en la institución.
Situación que ha llevado al actual rector Medardo Serna González, ha implementar acciones de control para reducir el número de plazas contratadas durante el periodo de Figueroa Zamudio, recortando 190 espacios laborales que, vinculados a los contratos colectivos de trabajo, impactaban de manera considerable la estabilidad de la universidad.
Otra de las irregularidades cometidas por Figueroa Zamudio durante su rectorado fue otorgar una plaza de Profesor Investigador Titular “B” a su hijo Rodrigo Ochoa Figueroa en la Facultad de Derecho, sin concurso de oposición como lo establece la normativa universitaria. Con dicha categoría el hijo de la funcionaria estatal recibe un salario anual de 626 mil 925 pesos.
Asimismo, ordenó que se concediera la cotización en el Seguro Social para su esposo Ángel Jairo Ochoa Cuevas, quien tiene una plaza de Profesor Investigador Asociado “C”, con una clase de seis horas en la Facultad de Medicina que no podría obtener tal prestación.
Por lo mientras, quienes están saliendo afectados directamente son los propios estudiantes, por lo que ante dicha situación se pide la intervención de las autoridades del estado, para poner un hasta aquí a sus funcionarios para que dejen de intervenir en la Universidad.

FRONTERAS
Agradezco a la Asociación Nacional de Locutores, por haberme distinguido con el Premio Nacional de Locución 2017, en la categoría de ciencia y tecnología René Drucker. Mil gracias.

Lee también

Un mundo amenazado

El terremoto dejó sin casa ni servicios a miles de capitalinos y los fondos de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!