Home / La Copa / Tuzos / Fue un año sin fiesta grande

Fue un año sin fiesta grande

En 2017, Pachuca no tuvo fiesta grande. Los Tuzos no clasificaron a la liguilla ni en el torneo Clausura ni en el Apertura, en dos campañas con muchos altibajos que los dejaron a la orilla de la batalla por el título de la Liga MX.

Estar peleando por la Concachampions en el primer semestre, las lesiones, así como la llegada tardía de refuerzos y seleccionados, entre otros factores, influyeron para que el desempeño en el torneo local no fuera el mejor por parte de los blanquiazules, que no fueron un equipo constante.

En el Clausura 2017, los Tuzos sumaron 24 puntos, ubicándose en el lugar 10, producto de seis triunfos, seis empates y cinco derrotas, además de que tuvieron una pobre cosecha goleadora con sólo 16 goles anotados, mismo número de recibidos en su arco.

En ese momento, el técnico Diego Alonso achacó el mal paso en liga a un “plantel corto” pues, dijo que les faltaban más variantes para poder tener mejores números en liga y Concachampions, donde sí pudieron levantar el título luego de derrotar a Tigres en la final. Además, había perdido a Rodolfo Pizarro, hombre clave en su esquema, que fue cedido a Chivas.

Para la segunda mitad del año, previo al Apertura, y con muchos refuerzos en un plantel que el dueño de Grupo Pachuca, Jesús Martínez, llegó a llamar el mejor de la historia, pero sin la joya de la cantera Hirving Lozano, quien fue vendido al PSV Eindhoven de Holanda, la historia no cambió.

El segundo peor torneo de la era Alonso terminó con la suma de 19 unidades, producto de cinco victorias, cuatro empates y ocho derrotas, con 23 goles anotados y 25 en contra, ubicándose en el lugar 12 de la tabla general.

El timonel blanquiazul sufrió en esta campaña con la llegada tardía de refuerzos, luego de que elementos como los chilenos Edson Puch y Angelo Sagal participaran en la Copa Confederaciones de Rusia con la selección roja, llegando a unos días del arranque de la campaña sin hacer pretemporada. También les pesaron la inactividad de los seleccionados mexicanos Raúl López, Erick Gutiérrez y Jorge Hernández, quienes tuvieron muy poca actividad con el Tri en la Copa Oro y se incorporaron para la jornada 2.

Otro factor que pesó y minó al equipo y al entrenador para hacer su once fueron las lesiones. El propio Puch, el japonés Keisuke Honda, el argentino Franco Jara y Erick Aguirre fueron futbolistas que sufrieron molestias que los obligaron a estar fuera durante varias jornadas, mismo caso que Erick Gutiérrez, que no pudo estar en el Mundial de Clubes y la final de la Copa MX.

Así, en cada jornada sucedió algo que le afectó al cuadro minero, que no encontró la brújula hasta la parte final del campeonato, cuando ya fue demasiado tarde.

Lee también

Pachuca, por un nuevo comienzo

La era de Diego Alonso terminó y no lo hizo de la mejor manera, el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.