¿Hablamos idioma Lusane?

Pachuca, HGO.

Oct 19, 2017

A Criterio de

¿Hablamos idioma Lusane?

¿Cuándo empieza a trabajar en el Lusane?

¿Quién fue Luis Sainz López-Negrete, cuyo nombre, casi desconocido, ya pasó a la historia de la filología nacional?
¿En alguna ocasión hemos escuchado que en México fue creado el idioma Lusane?

¿Qué es el Lusane?
Las escasas fuentes de información nos remiten a la búsqueda de la biografía de Luis Sáinz López-Negrete, quien nació en Córdoba, Veracruz, en 1921, descendiente de españoles avecindados en nuestro país desde los inicios del siglo 20.
El nombre de Luis Sainz está asociado al Diccionario Español-Lusane ( editado en tamaño carta, vertical, como lo muestra la fotografía), uno de cuyos ejemplares, de una docena que fueron exhibidos en la segunda Feria Universitaria del Libro (Ferilu), en 1989, cayó en mis manos. La falta de información sobre su autor y su difusión, propiciaron que permaneciera en libreros durante una veintena de años.
La facilidad de los buscadores en internet ha facilitado la indagación, datos que transcribo, con datos de una entrevista realizada por Fredy Fernando Ruiz Condori, en el periódico El Mundo de Córdoba, editado en la ciudad del mismo nombre, del estado de Veracruz.
Don Luis Sainz López Negrete nació en Córdoba en 1921. Se le reconoce como filántropo. Donó una parte del Portal de la Gloria, amplio espacio que alberga una biblioteca, una casa de cultura, una sala de eventos, un museo y algunos comercios. El principal cuerpo del edificio que alberga la biblioteca, tiene merecidamente el nombre Luis Sáinz López-Negrete desde 12 años antes de su muerte ocurrida el 7 de junio de 2012.
En la entrevista, las preguntas obligadas fueron:

¿Cuándo empieza a trabajar en el Lusane?
Esperé hasta los 40 años para empezar a viajar por el mundo. Esa era la preocupación de mi madre y mi abuelo materno: hacía falta un idioma universal. Ellos aprendieron esperanto y estuvieron dando clases de ese idioma en Xalapa cuando vivían allá. Yo, en recuerdo de ellos, me dije que había que hacer las cosas que a ellos les gustaría y que no pudieron. El esperanto tenía un problema. Por escrito se entendían todos, pero a la hora de hablar no.

¿Cuánto tiempo le llevó terminar el idioma Lusane que creó?
Cuando lo terminé tenía 53 años. Lo iba a publicar en México, pero aquí me daban como en seis meses el permiso y en Brasilia en 27 días ya estaba listo. Fui a Brasil porque era la semana mexicana allá. Había varios mexicanos, entre ellos el presidente de la República, Luis Echeverría Álvarez. Le entregué a él y al presidente de Brasil el libro. Al día siguiente salió en el periódico de ese país: “Brasilia, la ciudad del futuro es la cuna del idioma del futuro, Lusane”.

¿Cuántas personas cree que hablen Lusane?
Pues ahora no sé. Vino por aquí un holandés que estuvo en una reunión de la Comunidad Europea, dijo que estaban peleando entre el francés y el inglés como idioma auxiliar, y que allí se presentó mi libro. Luego me dijo este hombre “las cosas buenas que hace uno, generalmente las toman en cuenta después de que se muere”. Entonces convertiremos a Córdoba en la capital lingüística del país para que yo me muera.

APRENDA LUSANE
En el diccionario de apenas 54 páginas, incluidas las tapas, se explican partes de la gramática y del alfabeto Lusane, que consta de 17 letras. Doce consonantes (b,c,d,f,g,k,l,m,n,p,s,t) y cinco vocales (a,e,i,o,u). El adjetivo no tiene género ni número y se forma añadiendo la letra “e” a la raíz.
De la misma forma para formar el sustantivo se añade la “o”, para el verbo la “u” y para el adverbio “ete”. La negación se hace agregando el prefijo “ni”. Por ejemplo, facile es “fácil”, facilo es “facilidad” y facilu “facilitar”. Nifacilo significa dificultad.
Sólo existe un artículo “le”. La conjugación de los verbos es muy simple, sólo cambia la vocal final en los diferentes tiempos. El presente termina en “a”, el pasado en “e”, el futuro en “i”, el condicional en “o”, el infinitivo e imperativo en “u”; el gerundio se forma añadiendo la sílaba “ge” y el participio pasado con la sílaba “te”.
No existe acento ortográfico y el fonético recae siempre en la última sílaba. El Lusane se pronuncia tal como se escribe.
Por ejemplo: “Kodobo soni mu suni lige kapito de dise kubineso” = Córdoba será muy pronto capital lingüística de este universo.
La edición e impresión del diccionario, realizada en 1976, fue del peculio de don Luis, quien pregonó que el Lusane sería el idioma universal del futuro.
Cada ejemplar tuvo un precio de 12 pesos, 50 centavos.
El intento de don Luis Sainz López Negrete quedó en suspenso. Habrá personas que se interesarán por saber más acerca del tema.
Suena interesante saber cómo se escribe y dice México en Lusane; al igual que fraude, loco, taxi, comida, abogado, político, corrupción, robar, presidente y otros términos en boga.

Edición Impresa

Criterio Hidalgo

Ver edición impresa

Ver más