A ese jocoque, no - Criterio Hidalgo
Inicio / A criterio de / A ese jocoque, no

A ese jocoque, no

El ganador de la elección presidencial de 2006 cuando semanas antes de la jornada comicial de aquel año se negó a pactar con Patricia Mercado y los dirigentes del Partido Alternativa Socialdemócrata la declinación de la candidatura presidencial de aquélla a cambio de un acuerdo para que los militantes de ese partido, pasada la elección, se incorporaran al PRD como grupo. La feminista obtuvo más de un millón de votos; si un tercio de los que por ella votaron lo hubiesen hecho por el tabasqueño, quizá ahora estaríamos presenciando el segundo intento de reelección del hoy jefe y dueño de Morena.
La razón que entonces dio Manuel Camacho a Patricia Mercado y Alberto Begné para descartar negociar con ellos fue que López Obrador decía tener una ventaja de más de 10 puntos porcentuales sobre Felipe Calderón (que al final le ganó por medio punto). Meses después un personaje, en ese entonces del primer círculo del tabasqueño, me confió que el motivo para descartar la alianza con la candidata presidencial fueron sus posiciones en temas como los derechos reproductivos de las mujeres, la interrupción legal del embarazo, los matrimonios entre personas del mismo género y otros similares. “Por sus convicciones religiosas Andrés Manuel no puede apoyar esos temas”, me confió aquel amigo, quien agregó que su candidato tenía temor de que la Arquidiócesis de México, encabezada por Norberto Rivera, desatara una furiosa campaña en su contra por aliarse con la hoy secretaria de Gobierno de la CDMX.
Hoy, en su tercer intento por ganar la Presidencia de México, Andrés Manuel no sorprendió a nadie al aliarse con los dirigentes perpetuos del PT, partido que el PRI, el PRD y de mala forma la anterior Sala Superior del TEPJF trajeron, mediante trampas y chapuzas, del mundo de los muertos. Se entiende esa alianza pues el tabasqueño comparte las visiones y adoraciones que en política exterior mantienen Alberto Anaya y sus secuaces, y además agradece la devoción que por lustros le han profesado, solo comparable a la que por Kim Jong-un mantienen. Según encuestas el PT podría sumar (o restar) a Morena como medio punto porcentual, depende de para qué lado se cargue el margen de error.
Lo que causó sorpresa y enojo, aún entre algunas simpatizantes de López Obrador, fue la decisión de aliarse con el Partido Encuentro Social (PES) organización política abiertamente confesional (evangélica) a la que el grupo priista que en Hidalgo tiene su base de acción prestó recursos y militantes para alcanzar registro legal, una vez que los consejeros del IFE se hicieron de la vista gorda ante la grosera violación de la norma constitucional que prohíbe a los ministros del culto asociarse con fines políticos (Art. 130). Con amnesia digna de mejor causa, el tabasqueño olvidó las alianzas que desde su registro en el IFE el PES venía haciendo con el PRI, la más reciente en el Estado de México.
Por sus vínculos políticos con Miguel Ángel Osorio Chong es inevitable que la decisión del ex pastor evangélico Hugo Eric Flores, dirigente del PES, de aliarse con López Obrador despierte la generalizada creencia de que se trata de una revancha del todavía secretario de Gobernación, a quien el tabasqueño mandó reiterados mensajes incitándolo a rebelarse contra el PRI y Peña Nieto. Sólo que esta vez el pragmatismo de López Obrador rompió precedentes, provocando alarma y algunas críticas, incluso entre sus fieles seguidores.
Abiertas expresiones contra la alianza de Morena con el PES fueron hechas por Elena Poniatowska y Jesusa Rodríguez; a ese jocoque no le soples, parecen quererle decir las dos reconocidas mujeres a su candidato. Otros intelectuales con la misma filiación prefieren el silencio, o justificar a su querido dirigente, a semejanza de los estalinistas que se negaban a criticar al líder supremo, “para no dar armas al enemigo”.
Congénitamente incapacitado para admitir la crítica, López Obrador responderá, con la bendición del PES: ¡Qué digan misa!

Lee también

Se dice…

Que desde hace unos días circula una foto en redes sociales del prácticamente exdiputado local …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *