Inicio / A criterio de / Columnas / Conciencia emocional

Conciencia emocional

En este artículo, a petición de muchos de ustedes que nos escriben y comentan los artículos que publicamos en este espacio, voy a definir un poco lo que entendemos por conciencia emocional.

La conciencia emocional, para mí, es la capacidad que tenemos todos los seres humanos para tomar conciencia de nuestras propias emociones, y obviamente al tomar conciencia de nuestras emociones tomamos conciencia de las emociones de los demás y sabemos captar el clima emocional en algún lugar. Por ejemplo, llegas a una reunión y la mayoría solemos captar el ambiente que hay: tensión, ira, resentimiento, etc., entonces hay una serie de aspectos que vamos a desmenuzar en este artículo para que lo comprendas bien y en el siguiente hablemos únicamente de la mente y en el último hablar sobre los sentimientos y cómo integrar todo esto para tener una vida diferente.

1. La toma de conciencia de nuestras propias emociones. Esto se refiere a la capacidad de percibir tus emociones y sentimientos e identificarlas y etiquetarlas, algo que generalmente no hacemos, incluso muchas veces las confundimos. Etiquetamos sentimientos como emociones y a veces emociones como sentimientos, esto lo aprenderás en el apartado de sentimientos, contempla la posibilidad de experimentar emociones múltiples, de reconocer la incapacidad de tomar conciencia de los propios sentimientos debido a dinámicas inconscientes.

¿Esto qué quiere decir? Nosotros podemos reconocer que somos incapaces de tomar conciencia, podemos experimentar emociones pero no tomar conciencia de los sentimientos que provocan esas emociones; lo tratamos en el artículo pasado: aquí, la importancia de tomar conciencia de los sentimientos para así poder disfrutar más las emociones y también los pensamientos. Aquí se juntan los dos.

2. Poner nombre a las emociones. Esto es usar el vocabulario adecuado y utilizar las expresiones disponibles en tu propio lenguaje para designar los fenómenos emocionales que vivimos como seres humanos diariamente, desde que abrimos los ojos hasta que los cerramos y aun durmiendo tenemos en nuestros sueños fenómenos emocionales, que están profundamente arraigadas dentro de nuestro subconsciente, o de la mente, como lo quieras denominar.

Recuerda, las emociones se quedan y también llegan a aflorar.

3. Comprensión de las emociones ajenas. El problema que tenemos con la capacidad para percibir emociones con precisión del otro y sentimientos y de implicarse con ellas en sus vivencias, ¿por qué? Porque si tú estás enojado y la otra persona está alegre obviamente hay un rechazo, no una empatía, y al no haber empatía no se pueden tender puentes entre ambos. Aquí es un poco volverse, con la comunicación verbal y no verbal que ejecutamos constantemente durante el día y que tiene un significado emocional para nosotros. Por ejemplo, cruzamos los brazos cuando estamos frente a una persona prácticamente estamos rechazando o estamos diciéndole a esa persona “no me interesa lo que me estás diciendo”. Es una expresión no verbal, pero el subconsciente la capta, y el primer sentimiento que aflora y que después se va a convertir en un pensamiento y emoción de enojo es esta persona no me quiere oír o sentir y ese es un riesgo. ¿Te das cuenta de la importancia? Aquí es donde un conjunto, pensamiento, sentimiento y emoción acompañado únicamente de la comunicación no verbal, aunque a veces puede ser verbal.

4. Tomar conciencia de tu interacción entre emoción, cognición y comportamiento. Esto es muy importante porque aquí los estados emocionales inciden directamente en tu comportamiento y este comportamiento incide en tu emoción porque la provoca.

Tu estado emocional incide en tu comportamiento y este comportamiento incide en tu emoción. Ambos se pueden regular por la cognición. ¿Qué es la cognición? El razonamiento o la conciencia, el razonar, tomar conciencia de lo que estoy haciendo de mi comportamiento. Emoción-cognición-comportamiento están en interacción continua de tal forma que resulta muy difícil discernir que es primero. Muchas veces surge la emoción que nos lleva a un comportamiento, muchas veces la cognición entra dentro de la emoción y nos da otro tipo de comportamiento y muchas veces el comportamiento nos da una emoción que con un poco de conciencia podemos cambiarla.

Muchas veces pensamos y nos comportamos en función del estado mental que se tiene en ese momento, lo mencioné en el artículo anterior, es muy importante esto, porque al final siempre vamos a acabar en los pensamientos, y esos pensamientos te van a llevar a un estado mental y ese estado mental te va a provocar un sentimiento y ese sentimiento te va hacer que tengas una respuesta hacia tu interlocutor, por eso es tan importante esto. Pruébalo y te darás cuenta de que es así.

Préstale mucha atención a este artículo, léelo y reléelo hasta que lo entiendas, yo sé que muchas veces esta cuestión emocional no le damos la importancia que debiéramos darle y aquí ya no hablamos de la importancia que mencioné en inteligencia emocional de alcanzar un liderazgo y una posición de líder frente a un grupo de gente y trabajar con ellos incluso a nivel emocional, no, aquí estamos hablando de ti, de tu persona, de tu proyección hacia adelante, del clima emocional que transmites, de enojo, de alegría, de antipatía, etc., y eso además te provoca a ti un sentimiento, si la gente está alegre, si la gente se siente bien te provoca un sentimiento de bienestar, ese es tu sentimiento predominante. ¿Qué sucede cuando tu sentimiento es un estado de bienestar? Tus emociones entran de otro “código postal” y tu pensamiento también, contrario al que tenías cuando estabas provocando sentimientos de ira o coraje por la situación que estabas teniendo.

Ojo, esto no tiene que ver nada con el pensamiento positivo, aquí no entra, estamos hablando de un sentimiento que todos tenemos, que puede ser positivo o negativo de acuerdo con el estado emocional que tú provoques o puedas percibir o desarrollar. Por eso es importante pensar siempre:

¿Cómo me siento en este momento, en este lugar, con esta gente?
Cierra los ojos y piensa el día que te enamoraste, no importa si sigues con tu pareja o se terminó, piensa en el día que te enamoraste, siente esa emoción y qué pensamientos y sentimientos provocaba. Todo iba bien, ¿lo puedes recordar? Verás que todo tu chip emocional y mental provoca un sentimiento en ti, de indescriptible de felicidad, así es como deberíamos cambiar nuestros sentimientos a través de un cambio de pensamientos y emociones, ahí es donde entra la parte de la cognición, razonamiento y conciencia, cuando razonamos y tomamos conciencia de una situación que queremos cambiar, la cambiamos en el instante en que consiente y emocionalmente provoquemos una situación donde nos haga que el sentimiento cambie, así de fácil parece, ¿verdad?.

Como siempre, te deseo larga vida, salud y prosperidad.

Escríbenos, coméntanos, cuéntanos tu experiencia.

Hasta el próximo artículo.

Lee también

Trump exigió la cabeza del Mencho y envío del Menchito

Aunque oficialmente el canciller Marcelo Ebrard aseguró en entrevistas a medios que “México no le …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!