Inicio / A criterio de / Columnas / La Paz interior
La Paz más vibrante

La Paz interior

El día de ayer, como muchos saben, se celebró el Día Internacional de la Paz, que fue una celebración que se instauró en las Naciones Unidas después de la Segunda Guerra Mundial. Algunos años después, se constituyó este día y, créanmelo, vivimos en tiempos que, aunque la gente piense todo lo contrario, vivimos en la época con mayor paz, hay algunas guerras pero realmente son mínimas.

Otra cosa es lo que pasa en nosotros mismos, la guerra interior que vivimos día a día, ¿quién no tiene problemas? Y hoy me voy a referir, más que a la paz mundial, que lejos de ser una utopía es algo que quizás nuestros hijos logren ver por completo, a pesar de que se anuncian destrucciones, el fin, guerras, tantas cosas que oímos tantas veces… Si bien es cierto que el humano siempre ha tenido ese espíritu de conquista, desde que la humanidad existe siempre ha habido guerras y enemistades, ahí tenemos el primer enfrentamiento del que habla el Libro Sagrado entre Caín y Abel y de ahí seguimos, el maestro Jesús dijo “Mi paz os dejo, mi paz os doy”, y tenemos que vivir en esa paz interior.

Ahora, ¿qué es esa paz interior de la que tanto se habla, pero a veces no tenemos ni idea?, Voy a definirla un poco. La paz interior es el sentimiento de bienestar que experimenta una persona que se siente bien consigo mismo: mente tranquila y relajada a nivel interno. Eso básicamente es la paz interior, la paz, como tal, es la ausencia de guerra o firmar un pacto de no agresión.

Yo creo que es importante, una de las grandes enseñanzas de la madre Teresa de Calcuta es que ella siempre dijo que no la invitaran a una manifestación contra la guerra, sino que la invitaran a una manifestación para la paz y ahí estaría; tenemos grandes hombres y grandes relatos en la historia. Si te gusta leer, ahí está la historia de Mahatma Gandhi y Martin Luther King, que fueron hombres que, con base en sus sueños y deseos de vivir una transición, en un caso la liberación de un país como la India y en el otro la igualdad ante la ley para todos; es impresionante lo que ellos hicieron en paz, movieron voluntades en paz y eso es lo interesante.

Pero en este artículo veremos hoy sobre la paz que todos buscamos, sabemos que la paz interior es una meta de felicidad, ya que tener relaciones personales saludables, sentirse bien consigo mismo, etc. es importante y en estos días, hoy por hoy, quien quiera tener paz tiene que comenzar con él o ella misma (el efecto es como una honda elíptica, como si aventaras una piedra al agua, se van formando pequeños círculos) “la piedra” que estas aventando hoy es para que se formen esos círculos dentro de ti y alcances esa paz interior, la paz en tu familia, en tus vecinos, en el trabajo y empecemos a hacer un ambiente de paz y armonía. Y no hablo de que todos nos amemos, nos agachemos y a todo digamos que sí, eso es lo que mal entendemos y por eso no optamos por ser portadores de la paz en sí misma. Debemos recordar que la paz interior se logra también a través de una autoestima positiva, nunca vivimos en el presente, sino en el pasado recordando viejas glorias o situaciones adversas que nos han pasado o en el futuro viviendo en una ansiedad permanente. Yo creo que cuando comenzamos a vivir el hoy, el presente, cuando tu autoestima empieza a ser más positiva, cuando entras a un estado de alegría, que te permite experimentar ser feliz dentro de lo que vives, entonces los espacios de silencio y personales se convertirán en un verdadero deleite.

¿Cómo podemos alcanzar esto? Porque se habla mucho de que tienes que tener y vivir en paz.

Veamos a un niño, un niño que a menos de que sufra bullying o tienen problemas en casa con los padres, quitando esos detalles, generalmente, un niño suele ser feliz, porque tiene esa paz interior, no le preocupa que va a pasar mañana, no le preocupa lo que pasó ayer, generalmente suele vivir el presente hasta que nosotros comenzamos a “heredarles todas esas cargas genéticas que tenemos de vivir en el pasado, proyectando hacia el futuro y olvidándonos de lo que tenemos, el hoy”, el presente es la realidad y la paz se encuentra en este presente.

Te voy a dar algunos tips, que si quieres puedes comenzar a implementar en tu vida diaria y puedas lograr, si es que te interesa, la paz interior:

  • Lo primero que debes hacer es buscar el equilibrio en todas tus áreas, harás una lista en todas las áreas que te mueves y vas a poner que es lo que te genera problemas contigo mismo, que no te deja tener paz.
  • Pensamiento positivo. Un pensamiento que ayude a poner ese punto de atención en el lado positivo de la vida, porque el pensamiento negativo nos lleva al desánimo, al abatimiento, al “no podré hacer nada”, al “ya ni modo”. Hay que comenzar a pensar positivamente porque eso ayudará a reforzar la serenidad interior, porque el pensamiento positivo produce sentimientos agradables que se manifiestan en tu día a día.
  • Escuchar música agradable. Se ha comprobado, a través de la musicoterapia, que ayuda a potenciar los efectos de serenidad porque la música produce un efecto directo. Ahora no el reggaetón ni estos movimientos urbanos, me refiero a música clásica, el jazz, etc. Incluso realizar ejercicios de relajación al compás de esa música suave te va a aportar una paz y serenidad que nunca has vivido. Créeme y compruébalo. Prueba una tarde con las Cuatro estaciones de Vivaldi, por ejemplo y experiméntalo.
  • Ejercicio. Es saludable y te va aportar paz, serenidad, tranquilidad y vas a eliminar todas las preocupaciones. Caminar en un entorno natural, respirar aire puro, lo que puedas hacer y, si lo haces en familia, mucho mejor.
  • Algo que en México, estamos perdiendo y que yo quisiera poner énfasis en este punto, porque es esencial para tener paz interior y es cultivar el valor de la amistad, porque las relaciones personales nos aportan como individuos reconocimiento y autoestima, cuando no le damos importancia al valor de la amistad, al valor de la familia, estamos descuadrados totalmente y por eso no encontramos paz, porque no hay nada que podamos recibir de los demás para estar bien nosotros mismos y yo creo que es muy importante que estés bien contigo mismo y con tu entorno, y que tu entorno te sepa reconocer, valorar y mejorar tu autoestima.

Yo pienso, al final, que las amistades buenas se cuentan con los dedos de la mano y muchas veces hasta sobran dedos, pero cuando tienes un verdadero amigo es un amigo que tienes que cultivar y él te va a cultivar a ti, tú le vas a aportar y él te va aportar a ti y, al final, habrá una simbiosis muy especial y de eso se trata la amistad. Hemos mal entendido la amistad, esperando recibir algo, la amistad es un intercambio que te produce paz a tu ser interno.

Espero que este artículo te haya dado un aporte para poder alcanzar la paz interior.

Hasta que tú no alcances tu paz, no puedes enseñar a nadie a alcanzarla.

Como siempre te deseo larga vida, salud y prosperidad.

Si tienes alguna duda o comentario, me puedes escribir y con gusto te responderé.

Hasta el próximo artículo.

 

Alberto Tristany Zarauza

altriza@hotmail.com

Lee también

Se dice…

que hay algunos candidatos que se dicen independientes y gente de Grupo Universidad que se …

Un comentarios

  1. Vicente Muñoz Gómez

    La lucha siempre.es.por.lo profano en el camino que refieres pocos seres humanos se detienen en su caminar dando cuenta.que.la.guerra está en su interior y busca como encontrar el camino y en libros encuentra una guía espiritual bien yo refiero a empezar a conocerse a si mismo saber de tu cuerpo y empezar agudizar tus sentidos por qué todo lo que entro Enel interior fue por ellos y las facultades empesaran a salir a la luz de tu interior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!