Inicio / A criterio de / Columnas / Nuestra mente: ¿amiga o enemiga

Nuestra mente: ¿amiga o enemiga

Todos sabemos que la mente es poderosa, yo creo que nadie tiene dudas sobre eso, hemos escuchado cientos de estudios, de hecho, tú pones “el poder de la mente” en cualquier buscador y te vas a asombrar de la cantidad de miles y miles de artículos sobre el tema. Pero la mente también es muy compleja y por eso se dice que nosotros tenemos el poder, ¿el poder para qué o de qué?, ¿el poder de cambiar nuestra mente?, ¿el poder de tener lo que queremos en nuestra vida?, ¿el poder de tener una mejor salud?, ¿el poder de ser felices? Y un largo etc.

Hay personas, quizá conoces alguna o eres tú, que trabaja muy duro toda su vida sin obtener lo que desea, por lo que muchas veces nos sacrificamos y hacemos grandes esfuerzos; muchos dicen “pues hasta aquí, es lo que Dios quiso” y yo creo que menospreciamos un poco al creador, porque Dios nos quiere ver a todos estupendamente bien, solamente que depende de nosotros. Si no, date cuenta que gente con mucho menos esfuerzo de lo que tú has hecho logra en poco tiempo subir a niveles superiores. Todos conocemos a alguien así y nuestra respuesta es que se dedica a esto, a lo otro o anda haciendo tranzas. No todos llegan arriba haciendo cosas ilícitas, pues las personas exitosas programan su mente de forma más poderosa que la gente normal, quizá por genética o quizá por el propio trabajo personal que ellos hacen. Querido lector, que nunca se te olvide que la mente se puede desarrollar, la mente puede ser una gran aliada si aprendemos a usarla con eficacia, las personas exitosas usan su mente para desarrollar sus planes, sus proyectos de forma consiente e inconsciente, en sueños y hasta con intuición; pero ojo, también la mente puede ser nuestro peor enemigo, dependiendo de lo que tenemos adentro podemos sabotearnos todo en la vida.

Recuerda que tú eres el único creador de tu mente, si esta te está controlando por medio de fobias, de miedo, de temores, es posible que tu mente te controle en vez de que tú controles a tu mente. ¿Con qué frecuencia te has dicho que quieres cambiar una conducta y la dificultad del cambio te hace desistir? Debemos tomar en cuenta que para la mente el peor veneno que existe, y lo repito, el peor veneno que existe es el inmovilismo, si se asienta en creencias fijas, si se vuelve inflexible; cuando empezamos a cuestionar nuestras propias creencias o ideas estamos dando combustible a la maquinaria mental para que empiece a desarrollarse, para que escape de nosotros mismos y vuele; tenemos que dejar a la mente volar.

La mente es como un ave, tiene que extender las alas y volar con plenitud, si no, estaremos constantemente en el piso, dando vueltas sobre nosotros mismos sin encontrar el centro, el centro somos nosotros y lo que nos permite volar es la mente. Si tenemos claro que nosotros mismos “somos nuestros creadores de mente”, que a lo largo de los años nos hemos ido formando con ideas, posiciones ante la vida, filosofías con las que nos hemos identificado, nosotros somos los únicos que podemos cambiar esa forma de pensar; si es que no nos parece la más acertada para alcanzar nuestros objetivos, nuestro éxito y aquello que deseamos lograr.

Nuestra mente es mucho más rápida que un ordenador, por eso debemos de tener siempre definidas y contestadas dos preguntas:

La primera pregunta es: ¿Quién dirige tu vida?, ¿tú o tus experiencias programadas en épocas pasadas? Durante muchos años, otros dirigieron mi vida también por mí, hasta que un día tomé conciencia y empecé a dirigir mis pensamientos hacia los objetivos donde quiero llegar ¡Hacia el éxito! Tú debes hacer lo mismo

¿Es la mente tan lista y tan ágil que aprende todo muy rápidamente? Debemos enseñarla, solo lo que nosotros queremos, no lo que quiera ella…. Tú estás diariamente creando a tu mente…. Creando tu vida…. Estás haciendo tu mente y ella te está haciendo a ti. Hazte responsable, amigo de lo que decides aceptar en tu mente, ya que esto está creando tu realidad actual.

El subconsciente, del cual ya hemos hablado, es el jardín más fértil del universo: lo que siembras, todo se desarrolla, entonces utiliza el poder de tu mente consiente para cultivar buenos hábitos y te aseguro que cosecharás frutos de éxito, prosperidad, felicidad.

¿Cómo puedes lograrlo?, A continuación te dejo unos tips:

 

  1. Mata las interrupciones

 

  1. Escribe lo que deseas alcanzar en tu día o en tu vida

 

  1. Identifica las emociones positivas y negativas para que puedas identificar sobre lo que quieres mejorar en ti

 

  1. Fíjate metas pequeñas, alcanzables

 

  1. Dedícate unos minutos a oxigenarte caminando en un parque o una zona arbolada, alejada del ajetreo y respirando aire puro, esto te ayudara a libertar estrés y relajarte para que tu mente pueda ejecutar tareas más complejas.

 

  1. También puedes, si así lo decides, dedicarle unos minutos a meditar o a orar, según sean tus creencias.

 

Espero que estos tips que te doy te ayuden a poner en marcha ese “algo” en tu vida o te remuevan ese “algo” y, si deseas más información, mándame un mail y con gusto te aclararé cualquier inquietud que tengas sobre el uso del poder de la mente.

Como siempre te deseo larga vida, salud y prosperidad, alcanzando tus metas y alcanzando tu éxito.

 

Alberto Tristany Zarauza
altriza@hotmail.com

Lee también

Lo mejor para el antojo: El Toche

Desde hace un año, la cenaduría El Toche ofrece a sus clientes una gran variedad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!