Inicio / A criterio de / Gobierno de números y no de humanos

Gobierno de números y no de humanos

No me refiero únicamente a los debatibles efectos que las grandes decisiones del actual gobierno están teniendo o tendrán sobre todos y cada uno de los mexicanos:

-El pecado original de la cancelación de Texcoco a un costo de 300 mil millones de pesos; que impedirá la generación de 50 mil empleos.

-La construcción a ultranza de una quimera llamada Santa Lucía que, además de las más confiables descalificaciones técnicas y aeronáuticas, tendrá un impacto ambiental y social que afectará negativamente la vida en las comunidades de la zona.

-La implementación de la refinería de Dos Bocas que ha sido condenada unánimemente por los expertos como un proyecto destinado al fracaso en tiempo y costos, a los que habría que agregar el deterioro ecológico del hábitat de miles de familias tabasqueñas.

-La puesta en marcha del Tren Maya que cambiará la vida en toda la península de Yucatán, y que ha generado las protestas de los habitantes de ciudades y pueblos que se verán avasallados por una obra de 200 o 300 mil millones que nadie ve como urgente.

No. Hoy quiero enfatizar esas otras decisiones inexplicables que, por desgracia, están perfilando un gobierno que privilegia las sumas y las restas sobre el bienestar y hasta la sobrevivencia de los seres humanos:

-El despido masivo de 200 mil burócratas —con todo y sus familias— so pretexto de la corrupción y la austeridad es injusto, desproporcionado y absurdo. Primero, porque el gobierno lopezobradorista ha perdonado a los grandes corruptos del pasado y porque al prescindir de profesionales calificados, está bajando la calidad del propio gobierno en perjuicio de todos.

-Es una verdadera vergüenza que se haya hecho viral el memorándum en el que se notifica que no se podrán hacer exámenes indispensables por falta de jeringas. Y es que los recortes en el sector salud han sido brutales e inhumanos con un criminal desabasto de medicamentos, el despido o retiro de especialistas y la reducción de becas a pasantes de enfermería y medicina; poniendo en riesgo hasta la vida misma de los pacientes.

-Hay otros temas igualmente sensibles: como el estrangulamiento presupuestal a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, donde al renunciar su titular estableció que: «se requiere reforzar los mecanismos que las atienden y no obligarnos a racionar el modesto apoyo que hoy reciben»; otros recortes dramáticos se están aplicando a todo el sector de las universidades públicas y de los institutos de Ciencia, Tecnología e Innovación, exceptuando el Conacyt, en el que se aprobó un presupuesto moreno-fifí de seis millones de pesos anuales para el comedor de su directora; el caso de nuestros deportistas es patético porque andan boteando y pidiendo prestado para sobrevivir, mientras que el Centro Deportivo Olímpico Mexicano —a solo 40 días de los Panamericanos— está a punto de cerrar porque no tienen para darles de comer y no han pagado meses de luz y agua; aunque el caso más inhumano de todos es el cierre de las estancias infantiles que ha sido una agresión incalificable contra familias y madres solteras; sin un solo argumento válido, salvo que fueron invento del gobierno anterior, por lo que habría que desaparecerlas.

Lo que me asombra es que no haya nadie en su equipo que tenga el valor de decirle al presidente López Obrador que este supuesto «ahorro» no le alcanzará para rescatar a Pemex; que no solo daña su imagen, sino que está creando una deprimente percepción que se va convirtiendo en realidad.

 

Periodista

ddn_rocha@hotmail.com

Lee también

AMLO y su equipo pueden sentirse tranquilos, pero…

El diario Reforma publicó el miércoles pasado la segunda encuesta que realiza para conocer lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!