Inicio / A criterio de / Se buscan adornos y andamios del reloj

Se buscan adornos y andamios del reloj

El Comité Técnico del Centro Histórico de Pachuca ha demandado desde hace años la búsqueda y recuperación de los andamios adquiridos y usados durante la remodelación del Reloj Monumental en 2008, además de los jarrones, barandales y otros detalles decorativos de cantera que conformaron la imagen urbana de la plaza Independencia, restaurada con recursos públicos en 1992, durante la administración del arquitecto Mario Viornery Mendoza.

Los andamios, que estaban bajo resguardo de la Secretaría de Desarrollo Económico del ayuntamiento de Pachuca, a cargo del ingeniero Eleazar García, y correspondían a la estructura que se levantó para la restauración del Reloj de Pachuca, fueron adquiridos en el año 2006 por la administración municipal del alcalde Omar Fayad, con un costo de 4 millones 149 mil 477 pesos. Su valor actual podría estimarse en más de 8 millones de pesos.

Estos andamios, bajo un riguroso inventario, quedaron depositados en los sótanos de la plaza Independencia, ignorándose su actual resguardo. Fueron utilizados en algunas ocasiones durante el periodo de Eleazar García como presidente para levantar unas torres de tirolesa en plena plaza.

El Comité Técnico del Centro Histórico ha planteado al Ayuntamiento de Pachuca, en distintas ocasiones, la utilización de estos equipos a fin de iniciar proyectos de reparación, remodelación de fachadas de edificios, desde los que se encuentran en barrios patrimoniales hasta las del panteón municipal, el horno de cremación o aquellos del centro histórico.

Los jarrones y barandales que ornamentaban la plazuela para actos cívicos, construida en 1992 por el presidente municipal Mario Viornery Mendoza, fueron retirados durante las obras del Centro Cultural el Reloj, ordenadas por el gobernador Francisco Olvera, si son recuperados —como es de esperarse desde hace tiempo–, podrían adornar otros espacios públicos, algunos de ellos necesitados de alguna decoración que identifiquen a Pachuca, como las canteras de Tezoantla y la artesanía artística de nuestros cantereros.

El Comité Técnico del Centro Histórico de Pachuca ha considerado que la desaparición o la destrucción de un bien público implican responsabilidad administrativa de quien, por actos de autoridad o de omisión, afecten los bienes patrimoniales de los ciudadanos.

Aun cuando han pasado más de dos años de finalizada la gestión del alcalde Eleazar García, estos días podrían ser un buen momento para recobrar los andamios y los adornos de cantera para, además, redimir la confianza en los servidores públicos, al margen de aquellas sanciones que las leyes contemplan al respecto.

*Se buscan: Omitimos, por un acto de decencia, incluir las fotografías de los posibles maleantes que se clavaron la tubería y los jarrones y barandales de cantera, así como a cuánto ascendería la recompensa por su captura.

Anselmo Estrada Alburquerque

Lee también

Un mito y porras contra la inseguridad

En el discurso, la Guardia Nacional se convirtió en la solución mágica a la que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!