Se dice... - Criterio Hidalgo

Inicio / A criterio de / Se dice…

Se dice…

Que el regidor pachuqueño con licencia Nabor Rojas le ganó la encuesta al exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Humberto Veras Godoy, rumbo a la candidatura de Morena a la diputación local por el distrito 13, de la capital del estado. El margen, dicen, fue muy amplio a favor Nabor, ahora sólo falta que se oficialice su candidatura, lo cual ocurrirá el próximo fin de semana. Los temas de parquímetros y el cobro de los impuestos al club Pachuca originaron buenos dividendos para que Nabor Rojas resultara ganador.

que en la Huasteca se dieron con todo un grupo de militantes del PRI y Morena, en Macuxtepetla, comunidad de Huejutla de Reyes. Los priístas alegaron que María Cristina Sánchez, esposa de Fortunato Rivera, candidato de Morena a la diputación federal por aquel distrito, y su hija, repartían propaganda a favor de su esposo; mientras, los morenistas dicen que sólo documentaban irregularidades en el programa de Prospera. Total, que este tema se calentará mucho más en aquella región. Lo cierto es que el programa trabajaba de manera legal, y por desconocimiento, Sánchez provocó la molestia de la población, la mayoría de procedencia indígena.

que se sabe que Gerardo Sosa Castelán, presidente del patronato universitario, ha enviado varios emisarios con Francisco Vargas Pacheco, el famoso Carnes, para ofrecerle la candidatura de Morena a la diputación local por el distrito diez, que comprende Mineral de la Reforma y Epazoyucan.

que algunos militantes de Morena se sintieron identificados con la petición del diputado local Efrén Salazar de no aceptar en el Congreso local a políticos que salieron de otros partidos. La militancia de Morena se dice molesta porque se han aceptado personajes emanados de todas las fuerzas políticas y los han desplazado.

que quien presume de vestir ropa y zapatos de marca es Jorge Ayala Zúñiga, director de Mercados, Comercio y Abasto de la presidencia municipal de Pachuca, quien, por cierto, es señalado de cobrar cuotas a comerciantes con tal de permitirles vender en la vía pública. Tal parece que dicho funcionario público perdió el piso, a pesar de que cuando llegó a dicha dependencia municipal lo primero que hizo fue pedir dinero prestado, incluso sus subordinados tuvieron que hacerle una vaquita porque llegó sin un centavo; ahora es común verlo bien vestido, perfumado, con escoltas y toda la cosa.

Lee también

El futuro en nuestras manos

Esta semana, los ojos de la industria automotriz han estado puestos en una pequeña empresa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!