Inicio / A criterio de / Polevnsky se parece más a Trump que a AMLO

Polevnsky se parece más a Trump que a AMLO

Tenemos que cuidar al partido porque son muchas las sabandijas que se han infiltrado, son muchos los que le están echando el ojo al partido de una manera mezquina y perversa…”.

¿Sabandijas? ¿Mezquinos? ¿Perversos? ¿Es así como debe referirse el presidente nacional de un partido para señalar a los que no comparten sus opiniones, instrucciones, deseos o caprichos?

No lo creo, pero eso no parece importarle a la presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky (Citlali Ibáñez), quien así describió hace unos días, sin nombrarlos, a los senadores Ricardo Monreal y Adrián Armenta. El primero es el líder de su bancada en el Senado y el segundo pidió licencia hace unas semanas para buscar la candidatura de su partido a la gubernatura de Puebla.

Tratemos de entender lo que dijo la presidenta morenista:

Sabandija significa, de acuerdo con el siempre indispensable Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia: 1. Reptil pequeño o insecto, especialmente de los perjudiciales y molestos; 2. persona despreciable; 3. persona inquieta y molesta.

Mezquino significa: 1. Tacaño; 2. falto de generosidad y nobleza de espíritu; 3. pequeño, diminuto; 4. pobre, necesitado, falto de lo necesario; 5. desdichado, desgraciado, infeliz.

Perverso sirve para describir a algo “sumamente malo, que causa daño intencionadamente” o “que corrompe las costumbres o el orden y estado habitual de las cosas”.

Para Ibáñez sus rivales políticos están a la altura de una rata, una víbora de cascabel, un alacrán, una araña viuda negra o, tal vez, como lo describe el diccionario, un insecto anopluro, de dos milímetros de largo, casi redondo, aplastado y de color amarillento, que vive como parásito en las partes vellosas del cuerpo humano, conocido como ladilla.

O tal vez son una mezcla de todos ellos. Solo ella lo sabe.

Queda claro lo que quiere decir al calificar a los senadores como mezquinos y perversos.

¿Debería escandalizarnos el lenguaje que maneja la máxima dirigente de Morena? No, porque vivimos en una era en donde el populismo se está apoderando del poder político en cada vez más países y los populistas se caracterizan por agredir verbal y hasta físicamente a sus detractores.

Yeidckol Citlali se va con todo contra sus rivales y su conducta se parece más a la que exhibe el presidente estadounidense, Donald Trump, que a la del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Que yo recuerde, para referirse a sus adversarios AMLO nunca ha utilizado lenguaje tan vulgar como su protegida política. Quienes no pensamos como él somos fifís, pirruris, neoliberales, conservadores, militantes de la mafia del poder. Una vez le dijo chachalaca al entonces presidente Vicente Fox, pero ese término se refiere a “un ave voladora galliforme, vocinglera, de plumaje café verdoso y vientre blanco, cuyo macho tiene cresta y barbas” o a una “persona que habla en demasía”.

Si la presidenta de Morena se expresa así de sus propios compañeros de partido, ¿cómo se expresará de quienes no lo son?

Como Donald Trump, Polevnsky Ibáñez descalifica e insulta a quienes no están de acuerdo con ella. De paso, le falta el respeto al Senado de la República, que Monreal representa. No sé si el presidente esté de acuerdo con ella. El tiempo nos lo dirá…

Lee también

No olvides a Nancy

El estruendo que desataron en la Ciudad de México las marchas feministas de la semana …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!