Premian tesis doctoral de mexicano como la mejor del año en Cambridge

Inicio / Noticias / México / Premian tesis doctoral de mexicano como la mejor del año en Cambridge

Premian tesis doctoral de mexicano como la mejor del año en Cambridge

Con una investigación sobre la respuesta inmunológica del cuerpo ante tumores cancerosos, el estudiante mexicano Alejandro Jiménez Sánchez recibió el premio a la mejor tesis doctoral del año del Instituto de Investigación sobre el Cáncer de Cambridge, en Reino Unido.

El proyecto del joven, becario del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), resultó una aportación valiosa para la inmunoterapia, novedosa forma de tratar el cáncer que busca activar el sistema inmune de los pacientes con esta afección para que su propio organismo sea capaz de detener la progresión de la enfermedad.

Jiménez Sánchez realizó un análisis genómico de cinco tumores de una misma paciente, a quien se le detectó un cáncer de ovario muy avanzado; se sometió a una cirugía para remover el tumor, mas éste volvió tras siete meses de quimioterapia. El mismo tratamiento le fue aplicado por tres años más, pero la enfermedad no cedió, por lo que los médicos optaron por retirar la quimioterapia y ofrecerle a la paciente cuidados paliativos.

Aun así, los médicos siguieron monitoreando las cuatro metástasis de la paciente en el hígado, el bazo, la vagina y la parte superior derecha del abdomen. Después de dos años, los tumores en la vagina y el bazo crecían, pero los otros dos estaban disminuyendo sin ningún tipo de tratamiento.

El estudiante se especializa en analizar información biológica con herramientas computacionales y, al estudiar los datos genéticos y moleculares de las muestras del tumor original de la paciente y de sus cuatro metástasis, encontró indicios de que la causa de la reducción de dos de los cuatro tumores era el propio sistema inmunológico.

En colaboración con Alexandra Snyder, investigadora en Nueva York, validó los resultados computacionales al encontrar que los tumores que estaban desapareciendo tenían entre su estructura más células del sistema inmunológico que los que estaban aumentando de tamaño, es decir, que el sistema de defensas de la paciente sí estaba reconociendo como una amenaza los tumores que tenía en el hígado y el abdomen.

Esto es algo poco común, explica el Conacyt en un comunicado, pues las células inmunológicas no suelen reconocer los tumores cancerosos como agentes extraños al estar formados por células del propio cuerpo que han sufrido alguna mutación.

“El sistema de defensas del cuerpo no reconoce las células malignas porque son descendientes de células propias, pero conforme el cáncer va acumulando más y más mutaciones, comienza a generar ciertas moléculas que alertan el sistema inmune. Entonces el sistema inmune puede atacar las células del tumor, pues las reconoce como extrañas, pero no todas las células cancerosas producen estas señales de alerta. Esto ocasiona que mueran unas células del tumor pero que sobrevivan otras, que pueden volver a hacer crecer el tumor, ocasionando que el paciente recaiga”, explica Jiménez Sánchez en el documento.

Así, pudo observar y analizar cómo diferentes regiones del cuerpo tienen distintos microambientes inmunológicos y cómo cada tumor envía señales inmunológicas propias. Ello quiere decir que en un mismo paciente un solo tratamiento puede no ser efectivo o que, aunque se logre activar su sistema inmunológico, éste puede no reconocer todas las células cancerosas.

“Este es un ejemplo muy claro de lo difícil que es decidir si se le da o no terapia a un paciente, o decidir qué terapia se le da. Nos muestra lo mucho que tenemos que continuar investigando para llegar a ese punto”, opina el estudiante.

El trabajo del mexicano fue portada de la revista Cell, y de él se derivaron también varios artículos científicos.

El Instituto de Investigación sobre el Cáncer de Cambridge, en Reino Unido, reúne a casi 250 científicos que investigan sobre cuestiones prácticas del diagnóstico, el tratamiento y la prevención del cáncer.

El joven mexicano dijo sentirse contento por haber sido elegido entre tantos trabajos de alto nivel, una distinción que nunca se imaginó recibir cuando comenzó su doctorado hace tres años.

Actualmente, se encuentra en una estancia corta en el Weizmann Institute of Science, en Israel, trabajando en dos proyectos: la evaluación de un modelo para detectar células tumorales en ratones, con la investigadora Yardena Samuels; y estudiando células únicas de cáncer de ovario con el investigador Itay Tirosh.

 

Sara Villegas Ramos
Agencia Reforma

Lee también

Presentan la obra del Tren Maya días antes de la consulta

Andrés Manuel López Obrador presentó este jueves en Playa del Carmen, Quintana Roo, la obra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!