Inicio / Noticias / Dan aeropuertos a Iniciativa Privada ‘jugosa’ rentabilidad

Dan aeropuertos a Iniciativa Privada ‘jugosa’ rentabilidad

Concesionar a la Iniciativa Privada (IP) algunos aeropuertos mexicanos ha sido un negocio rentable para las empresas participantes.

Y es justamente el candidato puntero de las encuestas a ganar la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien ha puesto sobre la mesa la posibilidad de concesionar a la IP el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Si bien las compañías que hoy operan los principales aeropuertos del País no participaron desde su construcción, sólo por operarlos en los últimos ocho años han visto crecer sus ganancias 13 por ciento real cada año.

Entre 2009 y 2017, los tres grupos que operan los aeropuertos del Centro-Norte (OMA), del Sureste (ASUR) y del Pacífico (GAP) incrementaron sus ingresos reales 12.4 por ciento anual, en promedio, al pasar de 13 mil 365 millones de pesos, en 2009, a 34 mil 102 millones, al año pasado, según sus reportes financieros.

Las ganancias netas en conjunto sumaron 14 mil 421 millones de pesos en 2017, contra 5 mil 413 millones en 2009.

Si bien la concesión del NAIM a la IP no está definida aún y se desconoce si sería desde su construcción o solamente para su operación, el propio director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), Federico Patiño, no ve con malos ojos la intención.

Patiño comentó tras la propuesta de AMLO, que lo ideal es asignarlo una vez concluida la construcción del proyecto, ya que hacerlo antes implicaría transferir altos riesgos operativos y financieros a un posible concesionario.

Especialistas destacan la alta rentabilidad para las empresas de operar un aeropuerto, aunque reconocen que es muy compleja la concesión y faltaría mucho por definir.

Si se decide concesionarlo, no habría razón para que la obra se siga financiando con recursos públicos, consideró Fernando Gómez, analista de aviación.

«Cómo vas a financiar una obra que terminará siendo administrada por el sector privado, no se vale financiar obras que serán administradas por el sector privado», estableció.

En cambio, si el proyecto es concesionado cuando todavía está en desarrollo, el riesgo es mayor para el privado que se haga cargo, debido a que no participó en la planeación y en parte de la construcción, dijo.

Para Víctor Hugo Valdés, experto en el sector aeroportuario y profesor investigador de la Universidad Anáhuac, la concesión es viable y atraerá a inversionistas.

Recordó que del total pasajeros de vuelos domésticos del País, dos de cada tres salen o llegan al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

 

Azucena Vásquez y Juan Carlos Orozco
Agencia Reforma

Lee también

Aideé llegó muerta al hospital; nota médica contradice el reporte de autoridades

Aideé Mendoza, la estudiante de 18 años de edad que recibió un impacto de bala …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!